Hoy en día podemos ver como poco a poco vivimos conectados; teléfonos inteligentes, televisiones inteligentes, Relojes y un largo de etcetera inteligente.

Esto es debido a que nos encontramos en la era del Internet de las cosas. Este termino que a algunos les sonará, fue acuñado por Kevyn Ashton (pionero en el uso de las etiquetas RFID que hoy en día usamos en nuestras tarjetas de crédito) en el año 1999. Este termino se refiere a un Internet donde habría más dispositivos conectados que personas humanas. No solo nos referimos a cosas como a ordenadores o a teléfonos. Sino por ejemplo a lavadoras, frigorificos o cualquier dispositivo que tenga una dirección IP.

Este hecho ha servido como medio para una revolución digital; ya que poco a poco en nuestro propio cuerpo tendremos dispositivos conectados. Os hablo de los relojes inteligentes donde a parte de darnos la hora, nos provee un sinfín de aplicaciones. Un caso bastante reciente de esto, es el reloj inteligente de Apple el iWatch.

Captura de pantalla 2015-05-28 a las 14.21.15

Estos dispositivos o Wearables nos van a permitir tener un sin fin de información y poder ver en tiempo real como van los procesos de nuestra empresa; o siempre estar conectado para poder ver nuestro correo en nuestras gafas gracias a las Google Glass de Google.

Google-glass_2

Pero centrándonos en el tema de este artículo, hablaremos sobre el internet de las cosas; y es que podemos hoy en día controlar nuestra propia casa desde el teléfono o tablet; por medio de la imnótica o domótica; esto puede verse patente en que hoy en día se invierte mucho en las Smarthomes. Casas inteligentes que podemos controlar no solo la temperatura que queramos que este la casa cuando lleguemos de trabajar. Sino hasta poder controlar todos nuestros dispositivos de casa desde nuestro smartphone.

Otra aplicación donde podemos encontrar el uso del Internet de las cosas, son las ciudades; cada vez es más importante tener información sobre el tráfico o el transporte urbano. Esto requiere de una gran infraestructura y muchas ciudades están apostando sobre las Smartcities. Un caso de ello es La Coruña con su proyecto Coruña Smart City.

Pero como podemos crear soluciones de éxito con Internet de las cosas, lo importante es saber como crear una arquitectura para nuestra solución.

MVD-Bild

La arquitectura de el Internet de las cosas se basa en 3 partes principalmente.

  • Sensorización y actuadores.
  • MVD
  • Servicios en la Nube

En primer lugar, la sensorización o los actuadores, son el enlace con el mundo físico de nuestro sistema de Internet de las cosas. Puede ser un termómetro, un sensor de presencia o por el contrario un motor, una alarma, etc… Muchas de las soluciones del mercado se basan en utilizar la placa programable Arduino

ArduinoUno_R3_Front-2

Por otro lado, los sensores/actuadores, normalmente se conectarán a un nodo central, comúnmente llamado MVD(Minimum Valuable Device) Suelen ser pequeños dispositivos que se conectan a internet y que reciben los datos de los sensores. Suelen ser pequeños dispositivos como puede ser una Raspberry Pi.

Pi2ModB1GB_-comp

Una vez el MVD recibe los datos, este puede en función de las ordenes que recibirá de nuestro Smartphone actuar en consecuencia. O en otros casos usará un Servicio en la Nube para contactar con nosotros. Este es el caso de la solución BlueMix de IBM. Esta solución, permite realizar acciones de manera visual, de nuestros datos de nuestros dispositivos.

Con esto último, hemos dado una visión general sobre que es el internet de las cosas y como podemos crear soluciones con ella.

Si quiere saber más sobre nuestras soluciones de Internet de las cosas, puede consultarnos en nuestra sección de electrónica programada.